CERRO SANTO TOMÁS DE AQUINO.


Sendero desde el Río San Isidro, al C° Santo Tomás de Aquino.
(Con Google Earth)


Cerro Sto. Tomás de Aquino.



Ubicación: El Challao, Las Heras.
Altura M.S.N.M: 1.668 m
Dificultad: fácil (estando acostumbrado a caminar en senderos).
Distancia Ida y Vuelta, desde el estacionamiento en Puerta de la Quebrada: 11,7 Km

EQUIPO NECESARIO:
Perfil Distancia/Altura 
obtenido con Garmin Etrex Legend HCx (ida y vuelta).
Mochila pequeña, equipo de hidratación (no hay agua en todo el trayecto) , comida de marcha (sanguches o frutas), bastones, zapatillas o botas de senderismo, ropa cómoda preferentemente sintética, gorro, guantes, cortaviento, protector solar, lentes ahumados con filtro UV y máquina fotográfica (obligado).


COMENZANDO LA MARCHA


En algunas charlas he escuchado como se debate sobre si es un filo o un cerro; para el caso no lo considero importante, ya que la idea es realizar una hermosa salida de senderismo.

Además, este sendero puede servir de base para continuar a otros cerros, por ejemplo, el Gateado (2.132 msnm) con una marcha que demanda algo más de 7 km ida y vuelta desde este punto, o una más pesadita al C° Viscacha (así con S).

Ajenjo Gris, Jarillas y Cerros.
La partida como en muchos senderos del Challao, se inicia apenas traspuesto el río San Isidro, internándose por la Quebrada del Río Casa de Piedra, la misma que va a la Piedra Isidris.

La consigna es dejarse llevar por ese bello sendero, que s va internando en nuestro pedemonte.

Comenzar la marcha cargando nuestros sentidos con toda esa energía, que se desborda de belleza y humildad.

Hacer que el momento sea la meta, entonces a lo largo de la marcha, no habremos pasado por el lugar, habremos sido parte de él y así, lleguemos a donde lleguemos, habremos alcanzado la meta finalmente. 

Sendero al Portezuelo del Sto Tomás.
Luego de andar 3,9 km por el lecho del río seco, llegamos a un sendero que se interna en el cerro con dirección norte, marcando el inicio de la subida.

Si bien algunos deportistas descienden en modalidad Trail Running (correr por senderos), subirlo es una cosa totalmente distinta.

Demanda un cierto esfuerzo y los bastones de trekking, pasan a ser de gran ayuda.

Vista de la quebrada. 
Apenas recorremos unos cientos de metros, a nuestras espaldas nace un nuevo paisaje, recordándonos de dónde venimos; en dónde estamos y hacia dónde queremos ir...


"Pichana" a media marcha.
Las pichanas que comienzan a bordear el camino, me traen reminiscencia de las escobas que usaban antiguamente los "municipales", para barrer las calles y plazas de Mendoza.






Co Arco visto desde el sendero.
A medida que continúa la marcha, el sendero se abre y las cumbres del C° Arco al sur y del Áspero a nuestra espalda, comienzan a insinuarse.

Un destello brillante que venía observando mientras subía, hace que al llegar al filo que viene del Arco, enfile hacia una lomita cercana (sur).

Cruz de Don Orione.
Con gran sorpresa me crucé con una cruz que miraba hacia la ciudad de Mendoza, recientemente instalada.

En una pequeña placa está el nombre de San Luis Orione o Don Orione, como popularmente lo conocemos y una frase que lo recuerda: "Hacer el bien siempre, el bien a todos; el mal nunca a nadie".

Portezuelo del Sto Tomás.
Luego de elevar una pequeña oración dando gracias a Dios por todo lo recibido, retomé el camino al Sto. Tomás.

Tras pasar junto al caño que marca el portezuelo y una flecha hecha con piedras, el asombro no tardó en llegar.




A lo lejos la ciudad de Mendoza.
¡El valle se ve imponente!.

Difuso e inmerso en el silencio del  cielo y las casas lejanas de la ciudad.

El sendero nos conduce con sus confesiones que vienen y van, en las manos perezosas de la brisa, que no se esfuerza mucho en soplar.

Vista del Valle de Huantata (Mendoza)




Tanto silencio y  tanta belleza, le impiden a la soledad que se arrime.



¡Tan cerca y tan lejos de todo!...


Finalmente apareció la Cruz señalando la cima del Co. Santo Tomás de Aquino, indicando que el recorrido, finalizaba por hoy.

Simple, sin muchos adornos y sin el cartel que la identificaba y que alguien se llevó, pero bendiciendo con su presencia a la ciudad.

Cruz del C° Santo Tomás de Aquino, 1.668 msnm.
Lat.: S32 49.518 
Long.: W68 57.247

Tan solo a unos pocos kilómetros, es posible comenzar esta comunión con nuestros cerros.

Otra alternativa para ir, la más fácil, subir por el camino al Co Arco y llegar a través de la cresta que los une, recorrido que habitualmente hacen los deportistas en modalidad trail running. 


¡MANTENER LA MONTAÑA LIMPIA, ES RESPONSABILIDAD DE TODOS!.

Me despido con un abrazo y el deseo que encontremos, buenos senderos en la vida.


         


Otros temas que quizás te puedan interesar:


La Piedra Isidris



* Una cruz camino al cielo.



* Cerro Gateado.



* Cerro Comición.




HUELLAS CUYANAS

Me gustaría conocer tu opinión:

4 comentarios:

  1. Hola encantador relato, he ido algunas veces ese cerro desde el Arco, pero no lo había visto asi. voy a intentar ir por abajo. ¿es seguro? me refiero a la pandemia de inseguridad que vivimos.
    Saludos y muchas gracias. clara

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Clara, gracias por la visita y por comentar.
      La zona es bastante segura, en la base del Arco debes haber visto muchas veces que hay una fuerte presencia policial. De todas maneras no son salidas para hacer solo, porque un simple "esguince", te puede llegar a complicar el día.
      Un abrazo y feliz día si eres mamá: Enri

      Eliminar
  2. Que lindo lo cuentas y que fácil parece caminarlo de tu mano. Quizás pueda usar esa escoba para volar el sendero, llegar rápido y admirar esas vistas. Muy hermoso paseo, te felicito!, y gracias amigo por compartir tamaña experiencia. Saludos, Andy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Andréa, gracias por la visita y por comentar. ¿una escoba?...

      Comencé esta página con la idea de acercar la montaña a quien me lea y decirle, se puede sin mucho equipo especial. Para los mendocinos, solamente una mochilita, agua, unos sanguches e información, que es lo que intento dar:
      Seguramente en donde vives no hay montañas, pero deben haber senderos para andar.

      HAY QUE ATREVERSE A DISFRUTAR LAS MANIFESTACIONES DE LA NATURALEZA.

      Un abrazo: Enri

      Eliminar

¡Gracias por tu visita!,

Copyright © 2015 Huellas Cuyanas