CIUDAD DE MENDOZA RÍO LAS CUEVAS - Paramillo de Las Cuevas - Las Heras - MENDOZA Casucha del Rey Puquios - Las Heras - MENDOZA Puente LA ROCA (GAM 8), sobre el río Las Cuevas, camino al Co. Penitentes - Las Heras - MENDOZA Luna sobre el Co. Arco - Las Heras - MENDOZA Ruinas de las Minas Jesuitas de Paramillos - Las Heras - MENDOZA Atardecer en Lagunas del Rosario - Desierto de Lavalle - MENDOZA Cerro Comición - Luján de Cuyo - MENDOZA Capilla Nuestra Señora de las Nieves, ladera Co. Banderita Sur - Puente del Inca - Las Heras - MENDOZA Camino a Manantiales - Tunuyán - MENDOZA Cascada en la Quebrada de los Berros - Luján de Cuyo - MENDOZA Estación GUIDO - Tren Trasandino - Las Heras - MENDOZA Altos Limpios - Lavalle - MENDOZA Casa de las Bóvedas -Estancia Molina (1760) - Maipú - MENDOZA

EL CERRO TUNDUQUERAL Y EL ARTE RUPESTRE

TUNDUQUERAL, Museo de Arte Rupestre a Cielo Abierto. 2019

Apenas llegados, comenzamos a experimentar un asombroso encuentro con las energías que emanan, de este bello escenario geográfico.

Antiguas culturas originarias, le asignaron el extraño destino  que tienen los sitios sagrados, para que el hombre se relacione con el mundo y todos los seres que lo habitan, a través de sus cosmovisiones.

Las representaciones que perduran en la piedra, nos remiten a una historia indescifrable, cuya trama es representada por animales de la zona, seres antropomorfos y símbolos geométricos, que datan del siglo V al XI, d.C.

En su conjunto, los más de cuatroscientos grabados rupestres, la belleza del entorno y las emociones, envuelven con un manto de misterio, la sencillez solitaria del cerro Tunduqueral.

Apuntes del camino: Enrique Guerrero


Uspallata


La toponimia plantea serios interrogantes, cuando uno se asoma a la confluencia histórica de definiciones, idiomas y paisajes.

Expresa Juan Isidro Maza en sus toponimias: Uspallata para Julio Barrera Oro significa "bolsón", mientras que Ezequiel Ponce, le da significado de "bolsón de la muerte".

Agrega: “Ya se ha dicho en otro topónimos que la terminación de los nombres en "ata" corresponde a valle, comarca o región. En cuanto a la pronunciación "usp", consultando la lengua de los quichuas, su significado es silencioso o tranquilo, razón por la cual para esta investigación, Uspallata significaría valle silencioso o tranquilo”.

Por su parte hay quienes sostienen que la traducción del quechua es “garganta o paso preferido”, mientras que otros opinan que deriva del mapuche y significa “vertiente que aparece y corre tranquila”.

Pero la búsqueda me deparaba sorpresas, que muchas veces como en este caso, aguardaban en un antiguo registro de las encomiendas españolas (siglo XVI), que dormía en las hojas de un viejo libro. En ellos se revela una posible raíz huarpe:

MAHUEL TURATA o MAHUELTURATA. - Valle así llamado, situado "tras de la cordillera de la Nieve", y donde estaban poblados los caciques Ilchtma, Nicha, etc., dados en encomienda por Valdivia, en 1552, a Juan de Cuevas.
Datado el documento en Chile. - (B - II, tomo XX, pág. 308), P. Cabrera.

Tunduque


Porque las poblaciones vernáculas respetaban la vida en su más mínimas expresiones, no me sorprendió que el nombre de este importante punto de energía, estuviera asociado a un habitante de la zona.

Tunduque (Ctenomys mendocinus)
foto: Martín Pérez (guardaparque)
El tunduque, es un pequeño roedor que habita largas galerías subterráneas, que el mismo construye.

Es herbívoro y forrajea cerca de su madriguera, para luego consumir el alimento en su interior, minimizando así los riesgos de depredación, ocasionado por águilas y zorros.

La tunduquera, su hogar, está formada por largas galerías con múltiples salidas, construidas a escasa profundidad. Constituyen una seria amenaza para los caballos y grandes cuadrúpedos, que las ven colapsar por el peso, provocándoles en algunos casos caídas o fracturas de sus extremidades.

Tunduqueral

(lugar de las tunduqueras)


En el parador turístico de Uspallata, convergen la RN 7, la RP 13 y la RN 149 que va a Barriales (San Juan). 

Estando ahí ingresamos a la RN 149 que va al NE y tras andar 2,7 km por asfalto, siguiendo en la misma dirección, se inicia un camino consolidado de tierra, es la RP 52, por el que transitaremos los 5,1 km restantes, hasta la puerta del Parque Municipal Arqueológico CERRO TUNDUQUERAL.

Luego de trasponer la primer tranquera y tras andar casi 1 km en dirección NO, llegamos a la playa de estacionamiento, donde dejamos el vehículo y hacemos los 400 metros restantes hasta el Refugio del Guía, caminando por un bello y marcado sendero temático, con carteles ilustrativos confeccionados por la UNCuyo.

Como llegar con Google Maps
Como en todo sendero, no es conveniente transitar o salirse de él, para minimizar el daño a la vegetación y la erosión innecesaria del suelo.

Sendero desde el estacionamiento,  al Cerro Tunduqueral. (2019)

Tunduquera a orillas de la senda.
El recorrido engalanado de jarillas, pichanillas y pequeñas hierbas, entre las que asoma una muña en flor, transmite calma y plenitud.

La senda finaliza en el Refugio, donde el guía Fabio Salinas, Informador Turístico de la Municipalidad de Las Heras, nos da gentilmente la bienvenida.

Nos informó además que no podríamos observar la totalidad de los grabados, por cuanto se había establecido un recorrido muy delimitado.Tal situación obedecería a la necesidad de proteger al sitio del impacto producido por el tránsito de las visitas, el que sumado a los agentes climáticos que socavan el suelo provocando la inestabilidad de las rocas y al vandalismo ocasionado por manos anónimas, han acelerado su degradación.

El guía Fabio Salinas y su asistente. (2019)
A partir de allí se inicia un breve sendero, que nos conducirá en un largo viaje, a través de los siglos.

La historia comenzó hace más de mil años, cuando culturas agro-alfareras  venidas del norte, poblaban la zona.

Senda entre jarillas, que conduce a los grabados rupestres.
"Todo indica que el lugar fue un sitio sagrado, en cuyas cercanías se realizaba algún tipo desconocido de ceremonias, de las que los petroglifos constituyen un único y pálido recuerdo". * Juan Schobinger.




Petroglifos del 
Cerro Tunduqueral


La historia de los grabados, nos transporta a otros tiempos y otras gentes. (2019)
Latitud: S32 31.831
Longitud: W69 18.791
Altura: 2002 msnm

Los petroglifos o grabados en la piedra, fueron posibles debido a la percusión, raspado o tallado de los mismos, sobre una sustancia parda que recubre las rocas y se conoce como "barniz o pátina del desierto".

De los veintidós soportes rocosos con representaciones, quizás el más icónico del conjunto, sea el que posee la imagen ampliamente difundida como "el chamán".

El "chamán". (2003)
La cabeza mascariforme aparece unido a través de una línea, con un círculo que asemeja al Sol.

En un estudio, Juan Schobinger expresa: “representa las fuerzas mágicas que para la percepción de los shamanes prehistóricos americanos irradia la cabeza humana” y en otro agrega: "Elemento figurativo más importante del sitio Tunduqueral, por su simbolismo y por su valor de diagnóstico en el aspecto cronológico-cultural".

En la roca se pueden apreciar además, la presencia de lo que parecen ser, impactos de proyectiles...


Mujer con trenza. (2019)
En un soporte elevado, se observa un conjunto protagonizado por la figura de una mujer y animales.

"Roca n° 3, cuya cara grabada mira al Este: ave antropomorfa, mujer con trenza (probable chamán guerrero) y otros". (Juan Schobinger)

El ángulo de incidencia de la luz o la proyección de la sombra, son determinantes para permitir la visión de las imágenes más distantes.

En la escena de la "mujer con trenza", no se pueden apreciar los grabados de la parte inferior, por este efecto.

Las figuras antropomorfas, fitomorfas, zoomorfas, de objetos simbólicos y figuras geométricas, ejercen un poderoso y místico encanto, que subyuga.

Ñandúes, el cóndor, el hombre y ... 
A esta roca se la considera la más rica en ornamentos, con representaciones zoomorfas (ñandúes, cóndores y serpientes) y antropomorfas, donde se puede inferir algún tipo de vestimenta.

La parte inferior fue dañada intencionalmente, entre febrero y abril de 1971.

El efecto de la luz y un musgo amarillento, impiden ver los grabados en la piedra.
Círculos y la figura recurrente del ñandú.
Este pequeño cerro, esá localizado al este del Sistema Vial Andino, conocido como Qhapac Ñam, declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO el 21 de junio de 2014.

No descartándose que entre sus grabados, haya uno o más, asociados al inca.


Ubicación geográfica relativa 

Visto desde el espacio, forma el vértice de un triángulo, que tiene por protagonistas al noroeste el Tambo Incaico Tambillos, al sureste el Centro Administrativo Incaico Ranchillos, a 17 km de ambos (aprox), aunque el origen de su arte rupestre, no mantiene relación directa con ellos.

Localización relativa respecto a
los tambos incas.


Vandalismo en el Tunduqueral

(2016)


Vandalismo en el Tunduqueral.
(Imágenes de diario Los Andes, junio de 2016).

Resulta paradójico que estas representaciones que subsistieron al paso de los años, hoy tengan dificultades para superar el paso del hombre.

Las leyes que las protegen, Decreto 1882/09 y Ley 6034/93 (Procedimientos y Condiciones para la Gestión del Patrimonio Cultural), resultan exiguas, cuando el vandalismo se manifiesta como herramienta, de las mentes confusas.


Cerro del Tambillo


Co. del Tambillo (5,615 msnm), desde el Co. Tunduqueral. (2019)

La mañana luminosa y el cielo límpido, nos otorgaron el marco perfecto para contemplar el paisaje que muchas veces, debieron observar estas culturas ancestrales. 

La visita al Museo a Cielo Abierto del Tunduqueral, finalizó con la maravillosa vista del Cerro Del Tambillo, que emergía hacia el noroeste, con la cima nevada.



Horarios de visitas guiadas.
Antes de visitar el sitio arqueológico, resulta conveniente informarse sobre:

* Mejores horas para observar los petroglifos, por la incidencia de la luz.

* Horarios de las visitas guiadas, para no esperar innecesariamente el turno.

Las consultas pueden hacerse en el Informador Turístico de la Municipalidad de las Heras, Uspallata, RN 7 y RN 149 o telefónicamente al (02624) 420410.



Como siempre, me despido con un abrazo y el deseo de que la vida, nos brinde buenos senderos para andar.



* Juan “Hans” Santiago Rene Schobinger (1928-2009): nació en Suiza, trasladándose a la edad de tres años, junto a su familia, a la ciudad de Rosario (Argentina).
A finales de la década de 1950 se radica en Mendoza, donde da inicio a una vasta carrera docente y científica.
Fue Director del Instituto de Arqueología y Etnología y fundador de un centro de estudios Orientales. Miembro de la Academia Nacional de la Historia de la República Argentina, Profesor Emérito de Arqueología de la Universidad Nacional de Cuyo y Socio Honorario de la Sociedad Argentina de Antropología. Prolifero investigador, y autor de más de 130 publicaciones.




Otros temas que quizás te puedan interesar:


* La piedra Isidris.
  
* Leyenda de Puente del Inca.



* Puente de Picheuta.

CEMENTERIO DEL ANDINISTA, MENDOZA

Puente-del-Inca
CEMENTERIO DEL ANDINISTA, Puente del Inca, Las Heras, MENDOZA

En ocasiones, el paisaje abusándose de nuestras distracciones, nos roba los sentidos y sacude el alma con poemas geográficos, que en una complicidad total con la marcha, revela pacientemente el sendero.

Nuestros pasos y el andar, a veces con exaltación, otras con total desilusión, nos llevan a la cúspide de un sueño o al naufragio de las esperanzas, según las aspiraciones personales.

¿Entonces, cuál es la meta: el principio, el desarrollo o el final?...

Qué parecido es al sendero de la vida misma.  Según la creencia religiosa y dentro de una concepción teológica propia, puede ser un comienzo, un tránsito o un final, y en las menos optimistas, una duda entre incinerar o sepultar; pero todas tienen un factor en común: el lugar  donde se dará descanso eterno a los restos mortales.

Apuntes del camino: E. Guerrero


El Cementerio Ferroviario


de Puente del Inca


Con el trazado del Ferrocarril Trasandino (1887) y la consecuente llegada de más de un millar de obreros, la desierta localidad de Las Cuevas comenzó un proceso de transformación que combinaba intensas jornadas de trabajo y el tránsito permanente de personas, con el empleo de nuevas tecnologías ferroviarias.

La dura tarea de excavar un túnel de más de tres kilómetros de longitud, en una zona de altura (3.175 msnm), no sólo demandó años y trabajadores (argentinos, chilenos, italianos e ingleses), sino también, un alto costo de vidas.

Cuadrilla de Obreros y familiares, en Las Cuevas.
(foto: Centro Cultural Argentino de Montaña)
Accidentes laborales, enfermedades y pestes, la crudeza del clima y la falta de asistencia médica, contribuyeron al deceso de muchos operarios, cuyos restos al no ser reclamados o ante la imposibilidad de trasladarlos, eran sepultados allí, dando nacimiento al Cementerio Ferroviario de Puente del Inca.


¡La peste!


A principios del siglo XX, un brote de difteria se desató en la zona, con consecuencias fatales. 

El médico inglés Edward J. Cotton (45), estaba auscultando a una paciente, cuando inesperadamente le tosió en el rostro, transmitiéndole la enfermedad que lo condujo a la muerte.

Una cruz celta, identifica la tumba de E. J. Cotton e hijo. (2019)
La tumba con sus restos mortales y los de su hijo Muldoom (2), fallecido cuatro años antes, es una de las más antiguas que se pueden identificar en el cementerio.





In Memory of
Edward J Cotton M.D., F.R.C.S.
Born June 2nd 1862, Died May 3rd 1908
----------------------
Also of MULDOON, SON OF THE ABOVE
Born March 11th 1902, Died May 4th 1904
“for the mountains shall be moved and the hills shall tremble but my mercy shall not depart from thee". Is LIV 10
RIP
Inscripción en la lápida de Edward J. Cotton

"porque las montañas serán movidas y las colinas temblarán, pero mi misericordia no se apartará de ti". Is. 54:10

El * Dr Manuel Moyano en el Cementerio Ferroviario (tercero de izquierda a derecha)
(foto: familia Moyano, década del ´20)
* La Sra Delia Ghiraldo esposa del  Dr Manuel Moyano (ex Ministro de Obras Públicas de la Nación 1914-1916),  presidió la comisión que hizo posible la construcción de la Capilla de Puente del Inca, inaugurada en marzo de 1929.



También hay lápidas, que hablan de los pequeños ángeles que no alcanzaron a volar.

Los niños eran los más vulnerables...
Tal es la breve historia de Doris A. Ward, nacida a fines de febrero y fallecida a principios de mayo de 1913.

Suffer little children 
to come unto me.


"Deja que los niños pequeños vengan a mí" Lc 18:16


¡El Tren y el Hotel!

Tren Trasandino en Puente del Inca (foto: colección familia Moyano)
La infraestructura del Ferrocarril Trasandino y del Hotel Puente del Inca, trajeron un rápido progreso a la zona y con ello, la llegada de escaladores de todo el mundo, que buscaban la cima del Aconcagua.

La Compañía de Hoteles Sud Americanos contrata a principios de 1920, los servicios del arriero chileno Mario Pastén, para que oficie de guía al Aconcagua, ampliando con ello los servicios que venía ofreciendo el Hotel Puente del Inca, que incluían ademas del alojamiento y los baños termales, el servicio de mulas y comidas, para los escaladores que emprendían el desafío.

Pastén se transformó en referente casi obligatorio para todas las expediciones que trataban de llegar a la cumbre de América. Prestaba varios servicios: guiaba las mulas, señalaba las rutas, sugería medidas de prudencia en caso de riesgo, salvaba vidas de escaladores y rescataba cuerpos de los fallecidos. (Saint-Loup - Montañas del Pacífico, del Aconcagua al Cabo de Hornos - 1952)

BASIL J. MARDEN - July December 1928 (2019)
 Captain 9th Lancers (9th Queens Royal Lancers)
A mediados de julio de 1928, en pleno invierno, el alpinista inglés B. J. Marden busca la cima del Aconcaguapereciendo en el intento.

Al verano siguiente, se encuentra el cuerpo sin vida del escalador,  siendo trasladado a  lomo de mula hasta la localidad de Puente del Inca, por el guía Pastén.

Sus restos al no ser reclamados por familiares o amigos, fueron sepultados en el Cementerio Ferroviario de Puente del Inca, que a partir de aquel momento, comenzó a ser conocido como el Cementerio del Andinista.




Cementerio del Andinista



Cementerio Del Andinista 2019
Latitud:  S32 49.558  (32°49'33.48"S)
Longitud: W69 53.737 (69°53'44.22"O)
Altura: 2.683 msnm.

En una de las esquinas se encuentra una escultura de Cristo, donada por el Club Andinista Mendoza, en conmemoración a sus cincuenta años de vida, el 12 de abril de 1985.

Cristo del cementerio (2019)
La obra la realizó Federico "Chipo"  Céspedes (1930 -2017), un afamado dibujante, escultor y pintor mendocino.

Se trata de una escultura de Cristo, realizada con la técnica de hierro batido.

Entre sus trabajos más reconocidas se pueden citar: El Cristo de los Cerros (Bo. Dalvian), El Toro realizado en hierro, emblema de las Bodegas y Viñedos Giol (Centro de Congreso y Exposiciones Mendoza), los murales y frisos de la cúpula del Teatro Independencia (1991) y la imponente araña de tres metros de diámetro, ubicada en el hall central del teatro.


Los ciudadanos del Aconcagua


Juan Fiorini fallecido el 6 de mayo de 1902 (2019)
Desde la ruta se divisa la Cruz Mayor del cementerio, enclavada en una pequeña loma, que guarda placas recordatorias de muchos ciudadanos del Aconcagua y lleva la inscripción de Juan Fiorini, quien fuera empleado del ferrocarril.


Si bien Marden fue el primer escalador sepultado en el cementerio, no fue la primera vida que cobró la conquista de la cima.

Lápida y tumba de Juan Stepanek (2019)
Dos años antes, en 1926 el austriaco Juan Stepanek y Miguel Gosssler son sorprendidos por un temporal al intentar hacer cumbre.

Gossler decide regresar mientras que Stepanek, lo intenta en solitario...

Sus restos fueron encontrados veinte años después, en la zona del Gran Acarreo (6500 msnm),  por una expedición militar que encabezaba el Tte 1ro Valentín Ugarte.

Posteriormente son trasladados al cementerio de la ciudad de Mendoza y dos décadas más tarde, a su morada definitiva en el Cementerio del Andinista.
Hoy la cima de un cerro del Parque Provincial Cordón del Plata, recuerda su nombre: Co. Stepanek, 4.179 msnm:

Latitud: 32°58´8.28"S, longitud: 69°23´40.04W.


Co Stepanek, en Google Maps


José "Tito" ARDITO PEDONE, nació el 15 de abril de 1930 y falleció el 5 de noviembre de 2015; hermano de Mario Ardito, otro gran andinista que hizo historia en el esquí mendocino.

José "Tito" ARDITO
Cementerio del Andinista
Entre las pasiones de Tito además de la familia, los amigos y la montaña, estaba el folclore.

Por tal motivo, el día de su funeral sus amigos, entre los que se hallaba Rudy Parra, lo despidieron con una tonada y una copa de vino, en el Cementerio del Andinista.

En la foto, a la izquierda de la cruz de la tumba de Tito, se observa la cima de un cerro que lleva el nombre de su hermano Mario, fallecido el 24 de julio de 1982.

El 27 de marzo de 1983. una comisión del C.A.M. integrada por amigos entre los que se encontraba Rudy Parra, bautizan con el nombre de  Mario Ardito, a este cerro de 3656 msnm, que está entre las localidades de  Punta de Vacas y Penitentes, al norte de la RN 7 :

Latitud: 32°50'17.7"S, longitud: 69°47'54.1"W.


Guillermo Santiago PARRA PESCI: nació en Olavarría, Buenos Aires, el 04 de diciembre de 1920.

Entre los años 1951 y 1952, tuvo el alto honor de presidir el Club Andinista Mendoza (C.A.M.).


Expedición al Aconcagua 1951


En diciembre de 1951 se llevó a cabo una expedición internacional (argentino-boliviano-chilena) al Aconcagua, auspiciada por el C.A.M. y organizada por el legendario escalador, Subteniente Francisco "Paco" Ibáñez.

Tras el comienzo, "Paco" Ibáñez debió replegarse, por cuanto  debía actuar como Oficial de Enlace de la Expedición Francesa, que escalaría el Co. Chaltén (Fitz Roy), a principios de 1952, delegando en Parra el liderazgo, como Jefe de Expedición.

Guillermo-Parra
En la cumbre  del ACONCAGUA, 21/12/1951 - 14,30 hs.
Guillermo Santiago Parra (de pie, segundo de izquierda a derecha)
Participaron: Roberto Busquets, Edmundo Pérez Crivelli, Guillermo Moder, Guillermo Sanjinés Rojas, Douglas Moore Ichazo, Simón, Wlach, Herman Hans Kark, Felipe Aparicio, Samuel Esteban, Felipe Alejandro Godoy, los hermanos Patrucco, Cobos, Bernardo Rázquin, Rodolfo Lúquez, Miguel Angel Gil, Núñez, Castro, Corinaldesi y Ana Rovner de Severino.

Durante la expedición, el 12 de diciembre de 1951, E. Luquez establece un enlace radioeléctrico en la banda de 40 m (7 MHz), entre Plaza de Mulas y Godoy Cruz (ciudad). 

Con posterioridad se le permitió al escalador que lo quisiera, entablar una breve comunicación por radio con sus familiares, hasta el día 21 que se dio por finalizada. Todos los partes oficiales de la expedición, fueron firmados por Parra en su carácter de Presidente del C.A.M.

Simultáneamente Miguel A. Gil, Patrucco y Bernardo Rázquin, efectuaron pruebas en el espectro de VHF banda baja, 6 m (50 MHz) y banda alta, 2 m (144 Mhz), sin obtener los resultados esperados.

Al finalizar la expedición, la mayoría había hecho cumbre el día previsto, convirtiendo a la cima del Aconcagua en un anfitrión, que agasajó la llegada simultánea de escaladores de tres países.

Otros logros

Fue preseleccionado para participar en la Expedición Argentina Himalaya en 1954, donde falleciera en ese entonces, el Teniente Francisco G. Ibáñez, cuyo nombre heredaría años después, la Compañía de Cazadores de Montaña 8 "Tte 1ro Ibáñez", del Ejército Argentino.

Vista del cerro y diente del Parra
Escaló El Plata (1951) y fue Jefe de la Delegación Argentina que asistió al Campeonato “Gustavo Moller” en Chacaltaya,  organizado por el Club Andino Boliviano, en marzo de 1952. 

Guillermo S. Parra y Rosa Masarutti
Del matrimonio con Rosa Massarutti (cuyos restos descansan a su lado), nacieron Alicia  Beatriz (1954) y Rudy Parra (1947), escalador de gran trayectoria e integrante del C.A.M. y la Patrulla de Rescate Policial, que ha protagonizado heroicos rescates en Mendoza.

Guillermo S. Parra, falleció en un accidente vial/ferroviario en Palmira (Mendoza), el 10 de diciembre de 1958 a la pronta edad de 38 años.

Cuando Rudy me proporcionó la información biográfica de su papá, me comentó a modo de cierre que, cuando llegue el momento, desea sumarse a la familia en ese querido rincón.




Bernardo RÁZQUIN: 09 de febrero de 1906 - 16 de marzo de 1988.

Inscripción en la lápida: "Bernado Rázquin, 1906-1988 - ¡PEQUEÑO GIGANTE!, en paz entre tu montaña"

Qué puedo decir de don Bernardo que no se haya dicho ya...

Recuerdo que mi padre sintonizaba "la LV 10" en su receptor de radio y se sentaba a escuchar en silencio sus pronósticos y charlas.

Su voz trémula y pausada, se despegaba del parlante anunciando el estado del tiempo, o comunicándose con la estación del FFCC General Belgrano (Tren Trasandino), Las Cuevas, para preguntar, - "cómo anda el tiempo por la alta montaña", o hablando de la influencia de las manchas solares en las comunicaciones o aconsejando a los agricultores, con quien mantenía una fluida comunicación, para "que tuvieran a mano los quemadores, porque se acercaban las heladas tempranas", o ...

La primera ascensión al Aconcagua la realizó en diciembre de 1951, como meteorólogo de  la expedición de Guillermo Parra. A su vez efectuó observaciones del comportamiento de las ondas de radio, en el espectro de frecuencia muy elevadas (VHF).

Segunda ascensión: con la Primera Expedición de la Fuerza Aérea Argentina al Aconcagua (enero de 1955), oficiando también de meteorólogo.

Cóndor de Oro, otorgado por la ya desaparecida Asociación Mendocina de Andinismo y Esquí (AMAE).

Acreedor de varios reconocimientos del Ejército Argentino, de quien supo ser un gran admirador y colaborador.

Entre sus muchas actividades de montaña, participó en la 2da Expedición al cerro Toro (San Juan), para colaborar con una expedición arqueológica, que a mediados de febrero de 1964, recuperó la momia de un chasqui inca, que llevaba más de cinco siglos, descansando a 6.300 msnm.

La 2da expedición estuvo integrada por: Juan Schobinger (arqueólogo),  Erico Groch (montañista y descubridor de la momia), Bernardo Rázquin (meteorólogo), Antonio Lago (fotógrafo), Roy Kirby (periodista) y Rogelio Díaz Costa (periodista).

Los pasos tranquilos y pausados, que condujeron a este hombre de aptitudes científicas inquietas, corazón solidario y un carácter fuertemente comprometido con la gente, seguirán sonando en la memoria de quienes alguna vez, tuvimos la suerte de verlo u oírlo.

Falleció el 16 de marzo de 1988, siendo sus restos sepultados en el Cementerio de la Ciudad de Mendoza, hasta que en marzo de 2003, quince años más tarde, son trasladados a su morada final en el Cementerio del Andinista.

Bernardo-Rázquin
Con cadetes de IV y V año del L.M.G.E., en Co El Plata
 febrero de 1965 
(foto: Liceo Militar General Espejo)

Me resultó paradójico encontrar su nombre en una escuela, una calle, una plazoleta, un pequeño hogar de ancianos, los jardines de la terminal de ómnibus Mendoza, en una tonada cuyana, en su libro: "Una olla aborigen hallada en el portezuelo del azufre, zona del cerro Tupungato (Mendoza)", y no en la cumbre de alguno de los cerros que tanto amó.

Si algún lector sabe de su existencia, agradeceré me envíe la información y publicaré las coordenadas respectivas, con mi total agradecimiento.

El 27 de mayo de 2009, se presenta en la Cámara de Diputados  de la Provincia de Mendoza, el Expte.: 52487, solicitando al Poder Ejecutivo Provincial, transfiera a título de donación a favor de la Municipalidad de Las Heras, el Cementerio del Andinista, con el objeto de la preservación, protección y puesta en valor cultural, histórico y turístico que debe tener para nuestra Provincia.

Hasta la el día de la fecha, no hay novedades...


Es innegable que los senderos y la montaña, van moldeando el carácter del montañista en el difícil oficio de la humildad y como no puede ser de otra manera, el Cementerio del Andinista, refleja esa condición tan propia de él.

Cada tumba atesora una relato de amor, aventura, fatalidad o misterio.

Con el paso de los años algunas se convirtieron en mitos, otras en leyendas y todas en una gran historia, que resucita el espíritu emprendedor de esos trabajadores, escaladores y ciudadanos de Puente del Inca y el mundo, que llevaron sus sueños más allá de la cumbre.

Algunos no regresaron, perpetuaron sus pasos en la eternidad de los glaciares del Aconcagua, hasta el incierto día, en que deseen volver.

Como siempre me despido con un abrazo y el deseo de que la vida, nos brinde buenos senderos para andar.



Dedicado a la memoria del "Mencho" Arenas, un apreciado andinista con quien tuve la suerte de compartir largas charlas con mates y anécdotas de montaña. 

Sus cenizas descansan en este pequeño espacio, con el sol a sus espaldas y la mirada fija, más allá de la cordillera de Los Andes.

Ricardo "Mencho" Arenas (1949 - 2012).



Otros temas que quizás te puedan interesar:



* Capilla de Puente del Inca

* Casucha del Rey Paramillo de las Cuevas.

* Leyenda de Puente del Inca.



Copyright © 2015 Huellas Cuyanas