CIUDAD DE MENDOZA RÍO LAS CUEVAS - Paramillo de Las Cuevas - Las Heras - MENDOZA Casucha del Rey Puquios - Las Heras - MENDOZA Puente LA ROCA (GAM 8), sobre el río Las Cuevas, camino al Co. Penitentes - Las Heras - MENDOZA Luna sobre el Co. Arco - Las Heras - MENDOZA Ruinas de las Minas Jesuitas de Paramillos - Las Heras - MENDOZA Atardecer en Lagunas del Rosario - Desierto de Lavalle - MENDOZA Cerro Comición - Luján de Cuyo - MENDOZA Capilla Nuestra Señora de las Nieves, ladera Co. Banderita Sur - Puente del Inca - Las Heras - MENDOZA Camino a Manantiales - Tunuyán - MENDOZA Cascada en la Quebrada de los Berros - Luján de Cuyo - MENDOZA Estación GUIDO - Tren Trasandino - Las Heras - MENDOZA Altos Limpios - Lavalle - MENDOZA Casa de las Bóvedas -Estancia Molina (1760) - Maipú - MENDOZA

LEYENDA DEL ACONCAGUA

"El Aconcagua desde el espinacito" de Fidel Roig Matóns 
Estudio para el cuadro "San Martín y su Estado Mayor presencian el paso de las tropas
 por el Espinacito", (óleo sobre terciada 39x29 cm).


Las leyendas con sus místicos encantos, se abren paso por las puertas y ventanas de la imaginación, para transportar nuestra mirada a un mundo fantástico, donde todo es posible.

Adaptarlas y dotarlas de un nuevo colorido, la mayoría de las veces implica una gran responsabilidad, por la prudencia que exige el relato de todas esas situaciones delicadas que, a lo largo de los años, fueron forjando nuestra identidad andina o cuyana.

Los descendientes de los pueblos originarios huarpes que habitan el norte de Mendoza, no aceptan que a su tierra se la llame "desierto", cuyo significado es despoblado o deshabitado. Ellos prefieren llamarla "secano", denominación dada a los terrenos de cultivo que no tienen riego y sólo se benefician con el agua de lluvia.

En ese entorno nacieron bellas leyendas y mitos, que hablan del hombre y su esfuerzo por cambiar el destino sediento de la tierra.

Tal vez esta, sea uno de ellas...


Cordillera de los Andes


La cordillera de los Andes, tiene una extensión de 7.240 km, constituyendo la cadena montañosa más larga del planeta.

Topografía de América del Sur.
Su presencia forma parte del paisaje natural de Argentina, Perú, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador y Venezuela.

Nace en las tibias aguas del Mar del Caribe y va bordeando el Océano Pacifico, hasta perderse en las frías aguas del Atlántico Sur, al este de la Isla de los Estados.

En ella confluyen la belleza y una diversidad de pueblos y etnias, que desde épocas remotas definieron las cosmovisiones de la cultura andina, legando una identidad que sobrevivió al paso de los años.


Los estudios toponímicos realizados por Don Isidro Maza, le atribuyen a su nombre un origen quechua, que deriva del vocablo "Antis", usado para definir la zona de las grandes alturas y estribaciones orientales de la cordillera, otros, que proviene de la voz aimara "Anta" (cobre), en alusión a grandes yacimientos de metales.

En los mapas y anotaciones de los primeros conquistadores españoles, figura como Cordillera de la Nieve y finalmente, es mencionada como Andes, que no es ni más ni menos, que la corrupción del nombre incaico Antis.

Para los pehuenches y araucanos era, Huarén Pire (huaren: serranias, pire: nieve).



Leyenda del Aconcagua

Adaptación: Enrique Guerrero

No es recomendable dirigirse a los cerros más elevados de la Cordillera de los Andes, sin una gran dosis de respeto y veneración.

Dibujo del Aconcagua desde Laguna de los Horcones.

Ellos nacieron para decidir los destinos de aldeas y clanes que se guarecían a sus sombras, ejerciendo un carácter meramente protector, aunque en ocasiones, se viera desbordado por la ira.

C° Aconcagua 6.960,8 msnm +/- 0,20 (IGN)
(vista aérea- foto de Wikipedia)
Estas montañas vivientes o (1) Apus (del quechua señor o señora), como eran llamadas por antiguas culturas, constituían un elemento esencial en la construcción  de la cosmovisión andina y uno de los instrumentos más poderosos del paisaje sagrado.

Representaban la divinidad y como tales, no dialogaban con el valle, solo les hacían saber a los pobladores que contaban con su gracia, cuando la flora y fauna del lugar resplandecía o muy por el contrario, su apatía o furia, cuando desertizaban la tierra condenándola a un destino árido y solitario.

Monumento al Indio (Mariano Pagés - 1948)
Plazoleta Cacique Guaymallén
Tal era la situación de una tribu de gigantes, que habitaban los alrededores del Aconcagua.

El suelo reseco se agrietaba por efecto de la sequía que lo asolaba y no existía esfuerzo humano posible, que hiciera nacer la tan ansiada vegetación.

Una noche, aprovechando el sueño profundo del Apus, se reunieron en la aldea con la intención de planificar la forma de liberar el agua del cerro, lo que tras largas deliberaciones, dio nacimiento a un osado plan.


Y así fue que, provistos de rústicas herramientas de piedra, comenzaron a escalar las laderas escarpadas, que conducían a la cima de la montaña.

Tras una jornada agotadora e intensa, alcanzaron la zona de los glaciares, donde tras romper las gruesas capas de hielo que los recubrían, repentinamente y de uno en uno, se fueron llamando a un profundo silencio... ¡había comenzado a emanar el milagroso elixir!.

Quebrada del río Vacas.
Parque Provincial Aconcagua - Punta de Vacas
El serpenteo cristalino no se dejó esperar y comenzó una maratónica estampida, por las laderas resecas del Apus.

Los poderosos hilos de agua se abrieron paso al sur, dando nacimiento al río Horcones y al este del Glaciar de los Polacos, por el arroyo Relincho, para alimentar al río Vacas.

Cuando el Aconcagua despertó y sintió su cuerpo invadido por infinitas hebras plateadas, que se descolgaban desde las entrañas más profundas de los glaciares, tembló de furia, vertiendo piedras y tierra en los cauces que se oscurecieron por un momento; pero ya era tarde, el agua había comenzado un ciclo esperanzador, que no se detendría hasta el Valle de Huantata y las Lagunas del Guanacache.



Parque Provincial Aconcagua
Decreto-Ley 4807/83


El 28 de abril de 1983, el Gobernador de la Provincia de Mendoza sanciona y promulga con fuerza de ley N° 4807/83, Boletín Oficial del 03 de mayo de 1983, la constitución del Parque Provincial Aconcagua en un predio fiscal, declarándolo zona de reserva total para la preservación de la fauna, flora y material arqueológico allí existente.


Toponimia de Aconcagua


Existen diversas interpretaciones en cuanto al origen del término Aconcagua, que pueden ser o no aceptadas por nosotros, lo que es innegable, que con sus más de 6.960 msnm, es el cerro más elevado de la Cordillera De Los Andes y de América.

Feria Internacional Aconcagua Mendoza,
(estampilla conmemorativa, marzo 1990)

"El maestro Ezequiel Ortiz Ponce, le asigna al Aconcagua el significado de poncho blanco, de ser así, debería llamarse Makún Mallo, ya que makún era el nombre que le daban los pehuenches al poncho y mallo en la misma legua es blanco".

"Otros aficionados a esta clase de investigaciones han traducido el nombre Aconcagua, asignándole el significado de centinela de piedra; pero si tenemos en cuenta que en lengua pehuenche y también en la de los mapuches centinela se dice huanpelén, mientras que piedra se dice cura y se pronuncia coma-cura, su significado sería divisadero de piedra, ya que coma es divisadero".

"Para esta investigación se puede decir que el nombre Aconcagua proviene de la lengua quechua, siendo una palabra compuesta de Akún, que significa cumbre muy elevada, Ka en la misma lengua es adverbio otro u otra. En cuanto a la terminación Gua se aplica a todo lo que tiene relación con el temor o admiración por lo que el nombre Akún-Ka-Gua, traducido correctamente a la lengua castellana, es otra de las cumbres muy elevadas, temidas o admiradas".

"Los indios cuyanos –principalmente los huarpes- y también los mapuches, a la cordillera en general le llamaban Akún-Ka-Gua, pero a la llegada de los conquistadores españoles, dicho nombre compuesto quedó deformado en Aconcagua, para referirse sólo al cerro más elevado de América".
(extraído de las Toponimias de Isidro Maza).

C° Aconcagua ,  desde el Valle de los Horcones.
(Antigua Tarjeta Postal, N° 257 de la Sudamericana, que le asigna 7055 m)

A
LTURA OFICIAL DEL C° ACONCAGUA


6.960,80 msnm +/- 0.20 m, (año 2012)
 


Tras finalizar este sencillo relato sobre el Coloso de América, me cabe reflexionar el por qué los pobladores que liberaron el agua del Aconcagua, trascienden en la mayoría de las narraciones como "gigantes", ¿será posible que se deba, a que para desafiar a un dios y ganar, hay que serlo?

¡Feliz Día del Montañista!


Como siempre, me despido con un fuerte abrazo en este 5 de agosto, fecha en la que celebramos el Día del Montañista, con el deseo de que la vida, nos brinde buenos cimas y senderos para andar.



 Apus: son los espíritus superiores de las montañas considerados protectores de los hombres y pueblos. Los Apus no les hablan a los humanos, son los humanos, por medio de las invocaciones, los pagos, los rituales y las oraciones, los que hablan a los Apus pidiéndoles protección.
Cada montaña tiene su propio espíritu, su propio nombre y su propio dominio, al cual protegen.


Otros temas que quizás te puedan interesar:


* Leyenda del C° Punta Negra.

La danza de la lluvia (tradición del desierto).


* Cementerio del Andinista, Puente del Inca.

* Capilla Nuestra Señora de las Nieves, Puente del Inca.

* ¡El agua no se toca!, LEY 7722.


¿CUÁNTO FALTA PARA QUE ANOCHEZCA?...


¿Cuánto falta para que anochezca?…

Es muy probable que en algunas ocasiones, cuando estamos en contacto con la naturaleza, ya sea en el desierto, mar, montaña o valle, necesitemos saber ¿cuántas horas de luz solar restan, antes de que anochezca?...

Hay un método sencillo usado por etnias originarias, que nos puede proporcionar una idea aproximada del tiempo que resta, antes de que el sol se oculte en el horizonte.

Supongamos que estamos mirando hacia el oeste y la vista del sol, es la que representa el siguiente dibujo (Figura a).

 ¿Cuánto tiempo falta para que el sol vaya de la línea "A" a la "B"?.

Figura a.

Hay que cubrir la distancia existente entre la parte inferior del sol "A" y la superior del horizonte "B", con la/s mano/s y o dedo/s.

Para ello estiramos bien los brazos y colocamos una mano sobre la otra, de manera que el dedo meñique de la mano izquierda quede sobre el horizonte (montaña, llano o mar) y el índice bajo el meñique de la derecha, hasta llegar al borde inferior del sol, tal como indica la Figura b.

Figura b.

Si el sol estuviera más alto, se irán superponiendo las manos y dedos hasta que se cubra la distancia que hay entre el borde superior del horizonte y la parte inferior del sol, siempre con los brazos totalmente estirados (Figura c).

Figura c.

El tiempo se calcula del siguiente modo:
1 dedo = 15 minutos.
1 mano (de cuatro dedos) = 1 hora

Por lo que en la Figura b., restan 2 horas de sol y en la Figura c., 2 horas y 45 minutos, aproximadamente.

Este método se puede usar en cualquiera de las estaciones del año.

Deseo que te sea de utilidad y en la próxima salida puedas calcular cuánto tiempo falta para que anochezca, o que lo compartas con los pequeños, introduciéndolos en el fascinante mundo del senderismo y la acampada.



Me despido con un abrazo, deseándoles ¡Buena Vida Al Aire Libre!




TAMBO INCAICO DE TAMBILLITOS

Ruinas Arqueológicas Incaicas (RN 7 y A° Tambillitos). 2019
El arroyo Tambillitos, los cerros y el aire suave que exhala la tarde, parecieran haberse dormido en la quietud discreta que cobija al Tambo Inca.

Algunas piedras apiladas insinúan un albergue, un corral o un almacén, y en todo su conjunto con el cerro Tambillitos a sus espaldas, el río Mendoza en el fondo y el arroyo bordeando el oeste, van germinando la poesía solitaria de un recuerdo.

No posee la majestuosidad de otras ruinas incas, sin embargo su humildad testimonial, refresca momentos del imperio más extenso que conociera la América precolombina.
Apuntes del camino: Enrique Guerrero.


Saliendo de Uspallata hacia el oeste por la RN 7 y tras andar 32,2 km, arribamos al bello y clamoroso arroyo Tambillitos, rincón elegido para el tambo inca (tampu: del quechua, alojamiento, depósito o campamento militar).

Como llegar con Google Maps,
saliendo desde Uspallata






Arroyo Tambillitos


A° Tambillitos. (2019)
(al fondo, a 500 m, se observan las barrancas del río Mendoza)

El arroyo corre por la bella quebrada del cerro Tambillitos (3.811 msnm), alimentándose en su viaje del arroyo de los Tambillos y pequeños cursos de agua que desembocan en él, tal como lo refleja una carta topográfica del desaparecido Instituto Geográfico Militar (IGM).

En su viaje sortea barrancos, y veras cubiertas de espinas y cortaderas, para volcar sus aguas cristalinas en el río Mendoza.

Pasando el arroyo y siguiendo por la RN 7, a 8,5 km SO, es decir del otro lado del cerro Tambillitos, se encuentra la localidad de Polvaredas, cuyo topónimo nace según relata Isidro Maza, "por las grandes polvaredas que levantan los vientos cordilleranos".

El Qhapaq Ñan Inca en Mendoza


Como cuentas dispersas de un extenso collar, desgastado por el paso de los años, emerge el testimonio sosegado del Qhapaq Ñan Inca en Mendoza.

Qhapaq Ñan Inca en Mendoza
Comienza en el NO con la Ciénaga de Yalguaraz, sigue al S el tambo Tambillos y luego al O el Tambo Real de Ranchillos (centro administrativo incaico), Tambillitos, Penitentes, Tambillo de Confluencia y el fardo funerario de un niño, en la Pirámide del Aconcagua (5200 msnm).

Es bueno recordar que el Qhapac Ñam en el Collasuyo, extremo más austral del Tahuantisuyo, ha mantenido su traza original desde Uspallata al oeste, con pocas variantes. 

Se lo conoció con denominaciones tales como: Camino Real del Oeste, Paso de Uspallata, Paso de la Cumbre y actualmente, Ruta Nacional 7. 

Señala el Abate Giovanni Ignazio Molina, en su viaje de Chile a Mendoza:
"Sin embargo, estos despeñaderos no se prolongan todo el camino, cada cierto trecho hay gratas planicies, donde alojan los caminantes.
Cuando los Incas subyugaron Cuyo y las provincias boreales de Chile, hicieron construir numerosas casas para comodidad de sus oficiales.
A éstas, ya en parte derrumbadas, agregaron los españoles otras, para uso de los correos." (Bolonia, Italia, 1810).



TAMBILLITOS


Ruinas Arqueológicas Incas


(1471)


Qhapaq Ñan Inca en Mendoza. (2019)
Latitud: S32 45.108  (32°45'2.93"S)
Longitud: W69 35.076  (69°34'59.48"W)
Altura: 2.108 msnm.

"Hacia el año 1480 d.C., el imperio incaico Tawantisuyu alcanzó su máxima expansión hacia el Sur, llegando hasta el noroeste de la actual Provincia de Mendoza", según informa el cartel de Vialidad Nacional que está a su ingreso.

Qhapaq Ñan Inca en Mendoza. (2019)
No es casual que los tres tambos incaicos que se hallan en Mendoza, estén a la vera de cursos de agua, tales como los arroyos del Tambillo, Ranchillo, Tambillitos y el río Mendoza, y que las distancias que los separan entre sí, no estén a más de un día de marcha.

Tal circunstancia les permitía, recorrer este último y difícil tramo del Qhapac Ñam, con estancias que le proporcionaban agua para el consumo propio, de los animales de carga (llamas), y refugio con depósitos, para paliar el árido clima andino.

Los emplazamientos resaltan además, el alto conocimiento alcanzado en la supervivencia en todo tipo de terrenos, la que manuales actuales, refieren a la obtención de cuatro premisas básicas: agua, fuego, refugio y comida (en ese orden).

..."Por fin llegamos nuevamente a la meseta superior, que sigue proporcionando un buen camino llano hasta llegar a Tambillitos, llamado así por las ruinas o cimientos de casas que una vez existieron aquí. A ciertos intervalos encontramos en la cordillera lugares similares, que los arrieros nos dicen fueron casas de los indios, lugares de descanso de los antiguos peruanos durante su marcha a Chile, otros aseguran, y pienso que con más razón, que eran los corrales de los Asentistas, compañía de esclavistas que trasladaban tropas de negros a Chile para vender, y acostumbraban a ponerlos en celdas separadas, donde, vigilados y aherrojados, estaban imposibilitados de toda tentativa de fuga."...
Travels in Chile and La Plata, John Miers, impreso en 1826.

Ruinas arqueológicas incaicas de Tambillitos. (2019)

Este tambo inca en particular, prestó utilidad durante la colonia como refugio y cortaviento de arrieros, correístas, militares, pasajeros, etc., según señalan varios relatos de viajeros del siglo XVIII y XIX que lo cruzaron.

Ruinas arqueológicas Tambillitos. (2019)
Es muy probable que durante el trazado del Tren Trasandino (pasa a 260 m este) y la RN 7, (a 20 m oeste), haya prestado algún otro tipo de utilidad.

En la actualidad lo corta una huella, que ingresa a las ruinas de una estación de Tren (450 m).

Todos estos factores van acelerando su deterioro y destrucción.

... "Otros nativos bien informados me aseguraron que eran realmente el lugar de descanso de los indios. Uno de ellos, un oficial de quien antes hablé, encargado de estudiar el Camino del Inca hasta Potosí, asegura que se encuentran con frecuencia estructuras similares, muchas de las cuales son tan rústicas como las que hemos visto sobre el camino a Chile, mientras que otras representan grotescos tallados de piedra; si es así, la opinión corriente es exacta, pero sea como sea, no ofrece nada notable ni digno de particular atención. El número de celdas es cerca de veinte, aunque en un principio han de haber sido más numerosas.
El alojamiento está situado en un hermoso lugar, junto a un arroyo que nace en una quebrada de la barrera montañosa"... 
Travels in Chile and La Plata, John Miers, impreso en 1826.

Una de las  pequeñas "celdas", a los que se refiere Miers en su libro.
 
(2019)

Ruinas arqueológicas incaicas Tambillitos (2019)


Patrimonio Mundial de

la UNESCO

Ruinas arqueológicas incaicas, Tambillitos. (2019)

El Comité de Patrimonio Mundial, en su trigésimo octava reunión en Doha, Qatar, el 21 de junio de 2014, inscribió el magnífico Qhapaq Ñan, Sistema Vial Andino que pasa por Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador y Perú; en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Mediante Expte Nro 71695, del 19/09/2018, es decir cuatro años después de la declaratoria de Patrimonio Mundial de la UNESCO, ingresa a la Cámara de Senadores de la Provincia de Mendoza, la solicitud de:

..."declaración de interés Patrimonial, Histórico, Cultural y Turístico provincial el legado patrimonial incaico reconocido como parte integrante del Qhapac Ñan que incluye la Ciénaga de Yalguaraz, la Pirámide del Aconcagua y los tambos de Tambillos, Ranchillos, Tambillitos, Penitentes y Confluencia, en tanto conjunto integrado"...

¡Aún no ha sido tratado!... (12/07/2019)


Es un bello lugar, con una energía muy particular que ha perdurado en el tiempo.

Fuera del cartel al costado de la ruta, nada habla de él, ni siquiera insinúa su linaje imperial.

Es humilde y silencioso como todos los ancianos y se acurruca a orillas del arroyo, con el que ha compartido toda su vida.

Ideal para conocerlo y recorrerlo, cuidando no alterar siquiera, el lugar que le corresponde a cada piedra del pircado.

Si la excusa de la salida fue para comer un asado, resistirse a la tentación de hacerlo ahí y luego buscar cualquier otro de los bellos rincones que ofrece nuestra cordillera y están habilitados para tal fin.

¡Protejamos y valoremos, nuestro patrimonio histórico-cultural, es una herencia que las generaciones pasadas, le legaron a las del futuro!


Como siempre, me despido con un abrazo y el deseo, de que la vida nos brinde buenos senderos para andar:







Otros temas que quizás te puedan interesar:


* Puente del Inca.

* Leyenda de Puente del Inca.

* Petroglifos del Cerro Tunduqueral.

Copyright © 2015 Huellas Cuyanas