CIUDAD DE MENDOZA Cascada SAN ISIDRO - Las Heras - MENDOZA (2012) RETORNO A LA PATRIA del Gral SAN MARTÍN - Cajón del Manzano - Tunuyán - MENDOZA Casucha del Rey Puquios - Las Heras - MENDOZA Puente LA ROCA (GAM 8), sobre el río Cuevas, camino al Co. Penitentes - Las Heras - MENDOZA Luna sobre el Co. Arco - Las Heras - MENDOZA Ruinas de las Minas Jesuitas de Paramillos - Las Heras - MENDOZA Atardecer en Lagunas del Rosario - Desierto de Lavalle - MENDOZA Cerro Comición - Luján de Cuyo - MENDOZA Capilla Nuestra Señora de las Nieves, ladera Co. Banderita Sur - Puente del Inca - Las Heras - MENDOZA Camino a Manantiales - Tunuyán - MENDOZA Cascada en la Quebrada de los Berros - Luján de Cuyo - MENDOZA Estación GUIDO - Tren Trasandino - Las Heras - MENDOZA Altos Limpios - Lavalle - MENDOZA Casa de las Bóvedas -Estancia Molina (1760) - Maipú - MENDOZA

SERPIENTES DE MENDOZA: LA YARARÁ

Yarará ñata (Botrohops ammodytoides)
foto: elcomodorense.net

Las serpientes y la montaña


El contacto tan estrecho que establecemos con los escenarios naturales, cuando practicamos senderismo (trekking), nos lleva a aventurarnos en un entorno esplendoroso, que se manifiesta en su máxima expresión, cuando interactuamos con el paisaje, el reino animal y vegetal.

Para obtener una comunicación respetuosa con el medio ambiente, resulta necesario comprender las frágiles variables que lo sustentan, en esa maravillosa armonía que descubrimos con cada paso que damos, por los diversos senderos de nuestra provincia.

Aunque no es común verlas y al formar parte  integral de un gran ecosistema, las serpientes habitan en la mayoría de los rincones de nuestro país, por lo que resulta necesario tener una mínima información sobre estos reptiles, tendientes a evitar encuentros inesperados, accidentes ofídicos o alterar su hábitat natural.

El buen hombre es el amigo de todos los seres vivos. (Mahatma Gandhi)



Con la llegada del otoño, al bajar las horas de luz y con ello las temperaturas, los reptiles se van sumiendo en un estado de brumación, en el que comen menos o simplemente nada, pero necesitan beber agua.

Se diferencia claramente del estado de hibernación de los mamíferos, porque en ese lapso de tiempo, ellos no comen ni se mueven.

Por esta condición propia de las serpientes, no se registran accidentes ofídicos en las zonas frías de nuestro país (alta montaña, Antártida e Islas del Atlántico Sur, etc).


En nuestra provincia, encuentran su hábitat en la precordillera, pedemonte, desierto, valle y zonas rurales, donde registran gran actividad, principalmente con la llegada del calor (primavera, verano y principios de otoño).


El incendio de la primavera pasada


En el artículo se observa una "Yarará chica"
 (Bothrops diporus) 20/11/18
Tras el incendio intencional, provocado en el cerro Arco y Gateado, el 21/09/18, se han registrado ataques aislados a personas y animales, de serpientes yarará (bothrops), en viviendas cercanas.

Es probable que por la destrucción total del hábitat que produjo el fuego, se hayan visto obligadas a regresar a las zonas donde habitaban y de la que fueron desalojadas en los últimos años, para la construcción de barrios privados y countries.


Serpientes: culebras y víboras  


Con mucha frecuencia se suelen usar los términos serpientes,  culebras y víboras, indistintamente o como si fueran sinónimos, cuando la realidad es otra.

Serpientes (serpentes): son un suborden de los reptiles, que se caracterizan por no tener patas. Poseen un cuerpo alargado y normalmente cilíndrico, cubierto de escamas.

Culebras


Culebras (colubridae),son una familia de serpientes, que incluye unas 1800 especies, en su mayoría inofensivas y de tamaño mediano, no obstante algunas poseen veneno, sin resultar mortal. 

Culebra ratonera (Philodryas trilineata)
foto de Pablo Eguia
Su tamaño oscila entre los 20/30cm, hasta los 3m y se caracterizan por tener la cabeza recubierta de escamas grandes.

Atacan mordiendo y sus dientes se encuentran en la parte posterior de la cavidad bucal.



Víboras


Víboras, áspides o viperinos (Viperinae): son una subfamilia de serpientes, que junto con los crótalos (Crotalinae), forman la familia de los vipéridos (Viperidae).

Yarará ñata (Bothrops ammodytoides)
Se caracterizan por ser altamente venenosas

Las serpientes tragan a sus presas enteras, sin cortarla ni masticarla. Se valen de los dientes para sujetarlas, mientras los colmillos inoculan el veneno, elaborado por las glándulas salivales.

De lo que se desprende que todas las víboras y culebras son serpientes, pero las culebras no son víboras y viceversa. 



YARARÁ, CASCABEL Y CORAL,


 las serpientes de Mendoza



CARACTERÍSTICAS GENERALES:

Las serpientes Cascabel (Crotalus) y Yarará (Bothrops): poseen cabeza triangular más ancha que el cuerpo, ojos con pupila vertical y fosetas para detección del calor (Loreal).

Colmillos anteriores grandes, acanalados y móviles (Solenoglifas), retraídos contra el paladar cuando están con la boca cerrada. Inyectan grandes dosis de veneno, en una sola mordida.

Cuando van a atacar se enroscan en espiral, con los 2/3 posteriores replegados a manera de base firme. Consiguen así una posición dinámica que les permite proyectar su cabeza rápidamente hacia su presa y volver a su posición inicial.

Foseta Loreal  propia de las yararás y cascabel.
Mirando la cabeza de costado, vemos que poseen entre el ojo y la fosa nasal, otro orificio.

Esa entrada es la foseta loreal, un órgano termoreceptor que tiene la misión de percibir el calor (infrarrojo), emitido por una posible presa.



Serpiente Coral (Micrurus): posee cabeza roma del mismo grosor que el cuerpo (sin cuello), pupilas redondas y carecen de fozas de detección de calor. 

Coral (Micrurus pyrrhocryptus).
Colmillos anteriores fijos (Proteroglifas), con surco por donde se desliza el veneno a su víctima.

Los sacos de veneno no están asociados a los colmillos, pero son adyacentes a los dientes, por lo que impregnan las perforaciones que hace la serpiente, cuando engancha a su presa.



Yarará
(Bothrops)


El 98% de los accidentes por ofidios venenosos en Argentina, se deben a este género, ampliamente difundido por todo el país.

Se puede identificar la especie de Yarará, siguiendo estos patrones de dibujo.

Son ovovivíparas, es decir, los embriones que se desarrollan dentro de la madre, dependen para su nutrición únicamente de la yema del huevo, dando a luz de 7 a 8 crías, ya activas y mordaces.

Poseen una foseta loreal, que le permite percibir la temperatura (infrarroja), hubicación y tamaño de la presa, aún en total oscuridad.

En todas las especies del género Bothrops, el veneno esta constituido por una hemotoxina potente, cuya acción sobre la hemoglobina de la sangre impide el transporte de oxígeno a los tejidos. Aunque raramente mortal, puede causar daños locales severos.

Son agresivas y si se invade su territorio, atacan.

Cuando se sienten amenazadas, se irritan o se ponen en actitud de ataque, hacen vibrar rápidamente la extremidad de la cola, contra el cuerpo o el suelo, como las de cascabel.

Habita en ambientes cercanos a pastizales o cursos de agua; se refugian debajo de troncos, ramas secas, leña, piedras, peñascos y cuevas de roedores.

De hábitos crepusculares y nocturnos, se alimentan principalmente de roedores, tales como lauchas, ratones y pequeños mamíferos.

Presentan un dimorfismo sexual en el cual las hembras, son de mayor tamaño que el macho.





Yarará Ñata


La yarará ñata (Bothrops ammodytoides), es la especie del género Bothrops más meridional y la serpiente venenosa, más austral del mundo. 

Es la única especie típica de Argentina y puede hallarse desde el noroeste, en la provincia de Salta, hasta el sur en la provincia de Santa Cruz, donde soporta la rudeza del clima patagónico (Giraudo y col. 2012).

El tamaño de los adultosraramente supera los 60 cm, de los cuales, la cola representa un 12%, lo que la hace la más pequeña de su especie.

El nombre yarará ñata, se debe a las placas dérmicas que se elevan sobre las narinas (nariz respingada).

Yarará ñata (bothrops ammodytoides)
fácilmente identificable por la nariz respingada
El cuerpo es grueso, deprimido, con cuello marcado y cabeza subtriangular ancha con fuertes maseteros, ojos de pupila vertical y aspecto hocicudo por la protuberancia rostral.

Patrón de diseño y coloración: serie dorsal de manchas circulares y cuadrangulares marrón oscuro, sobre fondo grisáceo o marrón claro que le proporciona un excelente camuflaje en su hábitat natural.


Habitat de la Yarará ñata en Cuyo
Tal cualidad aumenta la probabilidad de posibles ataques y mordeduras al ser humano y animales domésticos, que inadvertidamente pasan a su lado o la pisan. 

Su alimentación en los estadios juveniles se basa en lagartijas y culebras (saurófaga) y pequeños roedores, siendo estos últimos los componentes más importantes de su dieta en la adultez. 

Sin embargo puede alimentarse a lo largo de su vida con reptiles.

Prefiere terrenos desérticos o semiáridos por los que se desplaza con poca agilidad y con movimientos casi lineales. 

De temperamento moderadamente agresivo y toxinas que en ocasiones, provocan accidentes graves o fatales.

Su presencia, es importante en Mendoza.



Yarará Cola Blanca


La Yarará cola blanca o chica, (Bothrops neuweidii diporus), es considerada la más agresiva de las serpientes venenosas argentinas.

Es la responsable de un gran número de casos ofídicos en el país, debido quizás, a que se encuentra bien adaptada a la mayor parte de nuestro territorio.

Su longitud oscila entre los 60/80 cm, aunque se han encontrado ejemplares de hasta 120. El cuerpo es de mediano grosor.

Yarará cola banca (Bothrops diporus)
Posee cola corta, delgada y puntiaguda, con la punta de color blanco en los estadios juveniles.

Cabeza lanceolada, cuello bien marcado y ojos medianos con pupila vertical.

Es extremadamente lenta y agresiva.

Cuando se irrita o se pone en actitud de ataque, hace vibrar rápidamente la extremidad de la cola, como las de cascabel.

Habitat de la Yarará cola blanca
en Cuyo
Se la puede encontrar en todo tipo de ambientes: desierto, bosque o montaña. De hábitos nocturnos y crepusculares, aunque también registra actividad durante el día.

Se refugia entre troncos, piedras, ramas o arbustos, valiéndose de su coloración para mimetizarse con el entorno.

PATRÓN DE DISEÑO Y COLORACIÓN: serie de manchas marrón oscuro con formas de puntas de flechas o triángulos unidos por el vértice (como mariposa), sobre fondo castaño claro a grisáceo o rojizo.

Prefiere terrenos áridos y ambientes pedregosos cercanos a cursos de agua. 

Sus presas son generalmente pequeños roedores y es noctívaga (de hábitos nocturnos).

Su presencia, es importante en Mendoza.




Yarará de lCruz


La Yarará común, grande o de la cruz (Bothrops alternatus), junto con la Yarará cola blanca, son las responsables de un importante porcentaje de ataques ofídicos en nuestro país.

El nombre específico, alternatus (del latín alternar), hace referencia a las marcas escalonadas a lo largo del cuerpo.

Aunque normalmente no superan los 120 cm, se han encontrado ejemplares de hasta 150 cm,  

Bothrops alternatus (yarará de la cruz o crucera)
Cabeza notablemente triangular o en punta de flecha, cuello delgado bien diferenciado del cuerpo, que es grueso y de aspecto robusto.

La cola se afina abruptamente a partir de la cloaca. 

Las escamas de todo el dorso y la cabeza están fuertemente marcadas, dando la sensación de piel áspera.

PATRÓN DE DISEÑO Y COLORACIÓN: la cabeza es de color castaño oscuro a negro, con dibujos de color castaño claro a blanco en forma de ancla, tridente, cruz, arco y flecha o ballesta, que apunta hacia delante. 

Habitat de la Yarará de la cruz
en Cuyo
El dorso es castaño claro, con una serie de grandes dibujos en forma de riñón o medialuna de color castaño oscuro a negro,ribeteadas de blanco en ambos flancos, con la abertura hacia la región ventral, con un dibujo central en castaño claro, similar a una cruz. Estas manchas por lo general se alternan con las del flanco opuesto (lo que da origen al nombre).

Es de hábitos nocturnos y crepusculares. Su menú lo constituyen pequeños mamíferos, aves, lagartos y huevos. Las presas, las traga enteras una vez muertas.

Al ser cazadora nocturna, ubica a su presa con la foseta loreal (termo-sensible), que le permite percibir la temperatura y tamaño de los animales de sangre caliente, aun en la oscuridad total.

Ágil, veloz, de carácter irritable al sentirse agredida. Forma un círculo con la mitad trasera de su cuerpo y con la superior suspendida en el aire, en forma de “ S “ apunta al agresor, mientras agita la cola golpeándola contra el cuerpo, el suelo o algún objeto, produciendo una suerte de cascabeleo.

Para atacar a la presa o agresor, lanza rápidas estocadas con su boca totalmente abierta (180º), mostrando los colmillos inoculadores.

Prefiere ambientes húmedos o inundables, terrenos pantanosos y pajonales en las orillas de los ríos y otros cuerpos de agua, áreas cuya vegetación consiste en esparto y gramíneas.

De escasa presencia en Mendoza.


Precauciones, primeros auxilios y tratamiento


Por lo general, las serpientes sólo muerden cuando son pisadas, tomadas o se ven sorprendidas por un movimiento repentino y no pueden huir. O cuando se desatiende su posición defensiva y la persona, supera el umbral que establece el ofidio para defenderse.

Resulta conveniente tener en cuenta, que durante la primavera, verano y hasta principios de otoño, los ofidios registran su mayor actividad, coincidiendo con nuestra incursión, a los escenarios naturales donde habitan.

De acuerdo a relatos de personas que sufrieron ataques, la mayoría sintió el pinchazo de la mordedura, antes de ver la víbora y en algún caso nunca la vio, lo que habla de la perfección de su camuflaje y/o la distracción del accidentado.

Senderismo nocturno en Uspallata.
La víboras de cascabel y la yarará son de hábitos noctívagospor lo que al realizar senderismo con luna, no es aconsejable  salirse de la columna de marcha, para internarse en la maleza.

El mayor porcentaje de ataques ofídicos, se registró en la zona de las piernas.

Por tal motivo resulta conveniente no incursionar con bermuda, short, o calzado tipo sandalia, en los terrenos donde puedan habitar ofidios, prefiriendose el uso de pantalones de lona, polainas y botas, ya que agregan una protección extra.

Los ataques en la zona de los brazos y manos, mayormente se produjeron en campesinos que realizaban faenas rurales y escasamente en deportistas.


Primeros Auxilios.
NO usar torniquetes, esta medida agrava el bloqueo vascular, favoreciendo el síndrome isquémico -edematoso y la necrosis.
NO realizar incisiones, amplias fasciotomías, ni cauterizaciones en el sitio de la mordedura, pues estas medidas destruyen tejidos y agravan el cuadro producido por la mordedura.
NO inyectar antiveneno en el sitio de la mordedura, pues aumenta el edema y con ello la isquemia.
NO administrar agentes inhibidores de la fibrinólisis ante la presencia de síndrome hemorragíparo sugestivo de coagulación intravascular diseminada (C.I.D.) Esta medida agrava la coagulopatía y provoca hemorragias intensas.
NO suministrar bebidas alcohólicas como estimulantes o para mitigar el dolor, ni colocar sustancias como vinagre. alcohol, kerosén, etc. en la zona de la mordedura. (Ministerio de Salud, Gobierno de Mendoza)
Tratamiento.
Medidas Generales.
a. Asepsia del área de la herida, profilaxis antitetánica.
b. Retirar anillos, pulseras, cadenas, tobilleras y zapatos que puedan comprometer la circulación sanguínea.
c. Inmovilizar y elevar el miembro afectado
d. El dolor local puede ser controlado con la administración de analgésicos, no dar aquellos que interfieran con la coagulación tipo aspirina
e. Instalar buen acceso venoso para asegurar un volumen circulatorio (hidratación parenteral) y una adecuada diuresis para prevenir insuficiencia renal.
f. Antibióticos para cubrir gérmenes gram positivos y anaerobios.
g. Evitar la administración de inyecciones innecesarias ya que existe el riesgo de hemorragias por defecto de coagulación.
(Ministerio de Salud, Gobierno de Mendoza)
Agregar leyenda
CONTINUARÁ: en el próximo artículo las víboras de cascabel y coral.


Me despido con un fuerte abrazo, deseando que el año que recién se inicia, sea portador de buenos senderos en la naturaleza y la vida.



FUENTES CONSULTADAS:
- Cei, J. M., 1993. Reptiles del noroeste, nordeste y este de la Argentina. Herpetofauna de las selvas subtropicales, Puna y Pampas. 
- Guía de Diagnóstico y Tratamiento de Envenenamientos por Animales Ponzoñosos (Ministerio de Salud de Mendoza).
- Serpientes peligrosas de Cuyo (CONICET - UNCuyo).
Norman, D. R., 1994. Anfibios y reptiles del Chaco Paraguayo. Amphibians and reptiles of the Paraguayan Chaco. 

Otros temas que quizás te puedan interesar:


* Cerro Santo Tomás de Aquino.


* La piedra Isidris.

* Cerro Gateado.

* Minas de Talco La mendocina.

* Cascada en la Quebrada de los Berros.

* Cerro Comisión. 



LEYENDA DEL CLAVEL DEL AIRE

La colonización o llegada de Hernán Cortés a Veracruz
Mural de Diego Rivera (Palacio Nacional de la Ciudad de México)

En 1492, cuando un navegante genovés toca el suelo americano, cree haber descubierto un continente, que de acuerdo a estadísticas de distintos historiadores y antropólogos, ya contaba en ese entonces con una población, de entre 13,5 y 100 millones de habitantes.

Códice: "Un encomendero abusa de un indio".
A. Aglio 1825-1826, para Lord Kingsborough
Toma posesión de las tierras en nombre de la corona española, y el rey en retribución por los servicios prestados, establece la Ley de  Encomiendas, que será ejercidas por sus súbditos.

El trabajo del encomendero, consistía en ocupar las tierras  asignadas, incluyendo poblaciones originarias, sacar beneficio propio y cobrar un tributo para la corona, basado en el trabajo esclavo y la explotación de las riquezas del lugar, principalmente las mineras.

A cambio debía proporcionarles cuidados espirituales, pagando a un cura doctrinero para la conversión religiosa y  mejorar sus condiciones de vida.


Con el maltrato a los indígenas, se produjo una drástica disminución de estas poblaciones, provocando el advenimiento de un sangrado  demográfico y con ello la crisis del sistema de encomiendas a fines del siglo  XVII.

Finalmente en 1791, con la creciente disminución de las poblaciones originarias, Carlos IV decreta su abolición definitiva.

La encomienda sería paulatinamente reemplazada, por un sistema de esclavitud abierta, con esclavos traídos principalmente de África.




Leyenda del clavel del aire


Adaptación: Enrique Guerrero

En esos años, no existía el concepto de país y sólo se sabía que era un basto territorio sin divisiones ni fronteras. 

Hasta podía percibirse en el aire, que había espacio suficiente para alojar a cuanto viajero quisiera asentarse, sin embargo el silencio de la historia, comenzaba a ser cómplice de otros intereses.

Alfarera Huarpedel pintor argentino Carlos Isola
acrílico sobre lienzo
Shulca, palabra quechua que significa último de los hermanos, era el nombre de una joven muchacha, nacida en el seno de una familia numerosa.

Como todos los originarios, había crecido en el valle y junto a sus hermanos, dedicaba gran parte de su tiempo, al trabajo y otros menesteres.

Por lo que la alfarería, el cultivo de vegetales y las labores pastoriles, le demandaban una gran dosis de esfuerzo y dedicación.

Una hermosa mañana, mientras regresaba a su casa portando un atado de leña seca, se topó sorpresivamente con una columna del ejército realista, que salía del pueblo.

Una hermosa mañana, regresaba de levantar leña... 
Su belleza no pasó desapercibida para los militares, que con una prisa aparente, pasaron a su lado.

Pero hubo un oficial en particular, al que se le despertó un inquietante brillo en los ojos, cuando vio la figura de Shulca recortada en el camino.

Tan pronto como el militar regresó de la misión, comenzó a realizar averiguaciones, tendientes a dar con el paradero de la muchacha, sin obtener resultado alguno.

Rojos al atardecer, 
del pintor argentino Jorge Frasca
Acrílico sobre tela 50 x 70 cm. 
Por lo que a la mañana siguiente volvió al sitio donde la vio por primera vez y para sorpresa suya, la encontró portando un atado de leña como aquel día.

Intentó trabar una conversación con la niña, la que manifestando un claro rechazo, se negaba a mantener cualquier tipo de trato con el desconocido.

Ante las negativas de Shulca, el oficial herido en su orgullo quiso poseerla por la fuerza.

Paisaje de Merlo, de la pintora argentina
Mónica Marzaglia, técnica Mixta, 60x80 cm
Con la agilidad de un felino, Shulca se escapó de los fuertes brazos que la aprisionaban y comenzó a correr hasta dar con un gran algarrobo.

Sin dudarlo y llevada por la desesperación y el miedo, comenzó a trepar las ramas intentando poner distancia con el soldado, que furiosamente se había encaramado tras de ella.

El hombre viendo que no podría continuar subiendo por la fragilidad del árbol, intento convencerla para que descendiera, pidiéndole amablemente que bajara, bajo promesa de no hacerle daño.

Ante las reiteradas negativas de la muchacha, el creciente  resentimiento que le exprimía el alma al soldado, detonó cuando le arrojó una daga, que certeramente dio en el pecho de la joven.

El cuerpo de Shulca se precipitó al vacío como un pájaro herido, arrastrando al oficial español, que murió tras la caída.

Claveles del aire, en el tronco de un árbol.
De las pocas gotas de sangre que se vertieron sobre el tronco del árbol, nació el clavel del aire.

Crece en los lugares altos, para recibir la luz de sol, y se alimenta a través de las hojas, con el aporte de las lluvias y el aire.

Sus raíces se sujetan a las ramas, rocas y diversos tipos de objetos sin hundirse en ellos, por lo que se las llama (1) epífitas.

Y su exquisita fragancia,  transporta el alma de la indiecita, que envuelta en flores de variados colores, le llega a la mujer cuyana, en un claro homenaje rendido por su enamorado.


Lcabalgata dlos claveles
San Carlos


San Carlos, la Capital Mendocina de la Tradición, como todos los años a partir del 2008, incluye en sus celebraciones la popular Cabalgata de los Claveles.

Más de 600 jinetes participaron este año, de la tradicional convocatoria sancarlina, que congregó a familias enteras a compartir una jornada en el desierto de las Huayquerías, conmemorando el día de la tradición.

Cabalgata de los claveles, San Carlos, MENDOZA

El pueblo de San Carlos comenzó a organizar el recorrido,  recreando una vieja costumbre, que fue pasando de generación en generación.

Cuentan los lugareños, que los arrieros se internaban en el desierto por largas jornadas, para conducir el arreo de ganado a puntos de venta distantes o para el pastoreo. 

A su regreso, pasaban por un cerro al que bautizaron Cerro de los Claveles y recolectaban un "puñado" de estas hermosas y perfumadas flores, con las que homenajeaban a sus mujeres amadas.


Los claveles mendocinos


Clavel del aire (Tillandsia aeranthos)

Claveles mendocinos
Zamba

De las sierras cuyanas son los claveles
más perfumados, ¿por qué será?
Unen con sus olores lazos de amores,
de enamorados, ¡qué bien está!

Clavel de amor... blanca flor,
¡Huija! laira, laraira...
Es la mujer cuyana quien se engalana
con los claveles hasta embriagar.

Mujer buena y divina, cuyana hermosa
¡Viva Mendoza!... ¿Por qué será
que lejos de mi tierra, quiero a su sierra
con sus claveles, hasta llorar...?

Clavel de amor... blanca flor,
¡Huija! laira, laraira...
Donde los mendocinos le cantan dianas
a mis paisanas, lirios en flor.

Ya ves, Mendoza amada, yo no te olvido,
suelo querido siempre serás,
del que esparciendo flores con sus claveles,
tus tradiciones cantando va.

Clavel y amor... blanca flor,
¡Huija! laira, laraira...
Al brindarles mi vida, curo la herida
que va sangrando en mi corazón.
 LETRA Y MÚSICA: Alfredo Ángel Pelaia (1924)



Se aproxima el fin del año y con él, la llegada de las fiestas que congregan a las familias, envolviéndolas en un halo de amor.

Por tal motivo me despido con un fuerte abrazo y el deseo de mucha paz, felicidad y prosperidad, en esta Navidad y Año Nuevo.





(1) epífita: (del griego epi: sobre y phyton: planta)​ se refiere a cualquier planta que crece sobre otro vegetal u objeto usándolo solamente como soporte, pero que no lo parasita nutricionalmente.


Otros temas que quizás te puedan interesar:




* El algarrobo de la justicia y los suplicios.

 * Los chañares de la india muerta (Tunuyán).

 * Puesto Agua de las Chilcas.

* Leyendas cuyanas.


Copyright © 2015 Huellas Cuyanas