LA DANZA DE LA LLUVIA - tradición del desierto

Nubes en el secano lavallino.
Llové cielito, llové,
humedecenos el alma
para que crezca el junquillo,
la jarilla y la retama.
Llové cielito, llové;
llové cielito, llové.

Caluyo del desierto (Kaluyo)
Letra y Música: Sandra Estela Amaya


La sequía


Alguna vez, soñó con ser río...

La memoria del pueblo lagunero, volaba en el tiempo. Lejos estaban los días en que Hunuc Huar proveía agua de las montañas y el lucero se reflejaba en las lagunas, tras un breve paseo con la luna.

Había agricultura, caza, pesca y el bien preciado del agua, hasta que un día llegó un hombre de otras tierras y los dioses dejaron de escuchar... de proveer.

Se secaron las lagunas y los rituales ancestrales se debilitaron, perdiendo el control que ejercían sobre los elementos.

El fantasma de la sequía asedió con sus andrajos al suelo fértil, agrietando de a poco los misterios de la tierra, para que acurruque el sueño derrotado de las semillas.

¡(1)Kalue, Kalue!, grita el hombre a los elementos en una súplica inconmovible.

El pueblo Huarpe que no se sentaba a esperar, buscaba y pedía agua.

Apuntes del camino: febrero de 2018.



LDanza dllluvia

Adaptación Enrique Guerrero.


Las pocas casas dispersas en la inmensidad de los médanos, anuncian con su humildad silenciosa, la llegada a Lagunas del Rosario.


Llegando a las lagunas.
Es 22 de enero y a los cantantes, guitarristas y vecinos, se les ha sumado el santo.

La gente del pueblo lagunero, con una devoción poco usual se alista para bailar en un monte alejado, lo que sea necesario: ¡hasta que llueva!.

Fidel-Roig-Matons
Colección VESTIGIO HUARPE
 de Fidel Roig Matóns.
Las creencias ancestrales, los ritos del agua, las oraciones y las cuecas cuyanas, se entrelazan tan estrechamente, que el paganismo comienza a ser una metáfora.

La imagen de San Vicente preside la celebración, dentro de un fuentón, "con el agua hasta a las rodillas", rodeado de velas encendidas, que aportan al momento, el aroma tan peculiar del sebo quemado.

Unos dicen que es San Vicente de Ferrer, otros de Paul, lo cierto es que el santoral de la fecha, corresponde a San Vicente Martir.

- ¡Hay que tener mucho ojo y no equivocarse de santo, (comentaba una vecina), porque en lugar de lluvia, nos va a caer la seca por mucho tiempo!.

Otra acotaba: - cómo aquella vez que trajeron a San Vicente de Paul... 

De a poco y de todas las direcciones, se congregan los vecinos portando bandejas con comida y dejando alguna que otra empanada a medida que pasan junto al santo. Los más entusiastas le hacen un brindis, con el vaso de vino en alto.

Guitarreando cuecas cuyanas.
El festejo había comenzado nueve días antes y hoy concluía con el rezo del santo rosario, después la cena y el inicio de la Ceremonia de la lluvia

Y así comienzan a sonar las cuecas cuyanas, sacudiendo la arena que se durmió, sobre la mansedumbre geográfica de los médanos.

La gente no demora en salir a bailar en honor a San Vicente, esperando que arrime nubes de agua al desierto.

De a poco la felicidad se abraza a la esperanza, y cada "aro aro", se va convirtiendo en la oración del momento.

- ¡Bailemos, que aún nos faltan treinta y ocho cuecas, para completar las cuarenta!, grita alguien entusiasmado, que entre vueltas y medias vueltas, se entrega al juego amoroso de la seducción, paseando con gracia el pañuelo.

- ¡Quizás llueva, quizás no!, ¿y si no llueve?... 

Viajera nube del campo,
no pasés moviendo arena,
bájate en gotitas frescas,
que no se quede la seca.

San Vicente, aquí en el monte
del desierto lagunero,
tiene vino, tiene velas,
cuequeros y guitarreros.

Caluyo del desierto (Kaluyo)
Letra y Música: Sandra Estela Amaya

¿Y si no llueve?, alguien me contó por ahí, que ponen al santo en penitencia, enterrándolo cabeza pa´bajo en el corral de los chivos, ¡hasta que llueva!

Como siempre, me despido con un abrazo cordial y el deseo de que la vida, nos brinde buenos senderos para andar.



                                   





HUELLAS CUYANAS

Me gustaría conocer tu opinión:

2 comentarios:

  1. Señor Enrique Guerrero, que exquisito relato del paganismo folclórico. Da gusto entender nuestras tradiciones cuando son narradas con su estilo. Saludos de Carlos
    Alberto Estrada de San Martín, Mendoza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carlos, gracias por visitar la página y el comentario.

      Disfruto la tarea que me convoca al rescate, de estas pequeños momentos de nuestras tradiciones y leyendas, motivo por el cual, me alegran sus consideraciones.

      Le envío mis saludos y siempre bienvenido: Enri

      Eliminar

¡Gracias por tu visita!,

Copyright © 2015 Huellas Cuyanas