ESTACIÓN GUIDO - DESDE LA INVERNADA.

Extraído del Plano General del Ferrocarril Trasandino Argentino (1903).
Se aprecia que en ese entonces, el camino a Chile pasaba por Villavicencio.


La marcha se desarrolló con un paso ágil 
y un sentimiento extraño.

Desandar estos caminos, fue despertando 
una rara sensación. 

Por momentos se hacía más tangible, la impresión
de transitar un túnel  de incertidumbre histórica.

Inevitablemente, la pregunta que flotaba en el aire era:

 ¿Qué pasó con todo esto?...

Apuntes del camino: E. Guerrero.
                                                                                                          31 de julio 2016.


TIPO DE SENDERISMO: FERROVIARIO HISTÓRICO.
PUNTO DE PARTIDA: Puente LA INVERNADA, POTRERILLOS, LAS HERAS, MENDOZA.
ALTURA: 1587 mnsm (salida) y 1502  (Estación Guido).
DIFICULTAD: Baja. Sólo requiere estar en condiciones de caminar en montaña el recorrido total.
DISTANCIA IDA Y VUELTA desde el Puente Ferroviario: 9,8 Km.
El sendero es siguiendo el tendido de las vías del histórico Tren Trasandino Argentino.
EQUIPO NECESARIO:
Mochila pequeña, equipo de hidratación, comida de marcha (sanguches o frutas), zapatillas o botas de senderismo, gorro o sombrero, ropa cómoda preferentemente sintética, cortaviento, protector solar, lentes ahumados con protección UV, linterna manual o tipo minera y máquina fotográfica (obligado).
MEDICIONES: NAVEGADOR Garmin Etrex Legend HCx y convertidas  a KML para Google Earth.

Diagrama de recorrido de las vías del Transandino.
En el inicio de este tramo, las vías cruzan el río y por un corto trayecto, prosiguen hacia Uspallata junto a la ruta, para luego cruzar la ruta y quedar opuestas al río.



ESTACIÓN GUIDO

SENDERO  NORTE - SUR


El trayecto a la Estación desde la Invernada, es mucho más corto, pero no menos sorprendente que el que va, desde el Puente Km 1138.3.

Puente sobre el Río Mendoza, al fondo asoma el Co. Negro (1.973 msnm).
Lat: 32°49'15.69"S, Long:   69°17'55.70"O

El recorrido bordea el Co. Buitreras (3.015 msnm), hasta llegar a la Estación Guido.

Durante el trazado del FFCC Trasandino Argentino, a la zona se la denominó La Invernada, quizás por las cercanías al Co. Invernada (3.404 msnm).

Un senderista inicia la marcha.
El puente extiende su geografía de acero, con la firmeza de un brazo solidario.

Sus relatos de longevidad ferroviaria, se alzan sobre el rumor de las aguas del Río Mendoza, que fluyen indiferentes al leve vértigo que ocasiona el cruce.

"Disco de Aproximación" indicando cruce cerrado a 500 mts.
Todo el tendido está cubierto por una arenisca blanca, agradable y crujiente al paso.

Tras andar los primeros 900 m, llegamos al "Tunel La Invernada Norte", ubicado a 71,6 Km de la ciudad de Mendoza.

Tiene algo más de 100 m de longitud total.

Tunel Invernada Norte, con pequeñas ventilaciones.
Es conveniente caminar por el centro de las vías por razones de seguridad.

Ya que hacia ambos lados de las mismas, sobresalen estacas de unos 10 cm de altura confeccionadas con rieles, que pueden ocasionar algún tropiezo.


El acarreo ha invadido en 2do. puente, de este recorrido.
El camino y el paisaje, están desconectados de la realidad que mostraba el sendero que va a Guido de Sur a Norte.

Muchos tramos de vías, desaparecen bajo el acarreo; por lo que es de imaginar, que esta zona debe haber requerido un continuo mantenimiento.

Lápida en la roca...
Apenas traspuesto el segundo puente, una lápida en la roca, relata la tragedia de un trabajador ferroviario:
+
IVAN. KRAL. I.
FALLECIÓ
18.9.1943
(una flechita apunta hacia abajo)


El silencio se va sumando a las reflexiones, que nacen con el andar...

La garganta del Tunel LA INVERNADA, asoma entre el acarreo que cubre las vías.

Entre vías, paisajes y anécdotas, emerge una boca oscura que grita silencios y absorbe caminos.

Tolva minera en el Túnel LA INVERNADA.
Después de andar 2,2 km llegamos al Túnel La Invernada.

Más corto que el anterior.

Una tolva minera, permanece volcada a un costado de las vías...

La artesanal salida del Túnel LA INVERNADA.
Último acarreo antes de llegar a la salida de la Qa. La Buitrera.
El aire de la tarde está frío y la Ruta 7, que corre al otro lado del río; casi desierta.

Por momentos es tal el silencio, que se escucha la respiración sosegada del cerro Buitreras.
Terraplén a la salida de Qa. LA BUITRERA.

El sendero se ensancha de a poco.

Ya en la salida de la Quebrada LA BUITRERA, el humilde perfil de la Estación Guido, comienza a insinuarse en la distancia.



¡El terraplén luce espléndido!

Un nido de catas, en el tendido telegráfico.
Los postes telegráficos de este trayecto, me llaman la atención.

Ingeniosamente emplearon un mástil de caño, que hace las veces de jabalina; con un pequeño pararrayos soldado en la parte superior. 


Es tan alta la corriente inducida por un rayo, que de caer en este punto, seguramente afectará a los hilos del tendido telegráfico.

Lo que no se puede discutir, es que la descarga que se producirá en el poste, evitará la dispersión eléctrica a lo largo de la línea. ¡INGENIOSO!


HUELLAS-CUYANAS
Barracas y dormitorios del personal de la estación.
Los dormitorios y el comedor que ocupara el personal de la estación, al igual que la palanca de cambio de vías, esperan la llegada del tren.

Aún persisten en las paredes, los carteles que anunciaban el 2do PLAN QUINQUENAL (1952).

Estación de pasajeros, cisterna y comedores.
Entre los comedores y la Estación de Pasajeros Guido, la cisterna que proveía agua a las máquinas de vapor y jarillales que van creciendo.

El resto lo conforman desechos y apilamientos de material ferroviario.

Un cóndor sobrevuela la Estación.
Cuando aparece volando, se roba las palabras, la respiración y hasta el silencio se ahonda por un instante.

Es tan sorprendente y mágica su aparición, que despierta una alegría imposible de ocultar: ¡EL CÓNDOR PASA!...

Boletería y Estación de Pasajeros GUIDO.
La estación vista desde la ventana de un dormitorio.
A través de esta ventana, se podía apreciar el paso veloz del progreso, a principios del siglo XX.

La tecnología pasó del vapor al diésel y de ahí, al silencio total.


Mirando al Norte desde la estación...
(derecha ladera del Co. Buitreras).

Es un bello recorrido por nuestra geografía e historia.

Resulta imposible no imaginar el asombro, que sintieron los ferroviarios y los pasajeros del siglo pasado, cuando atravesaban esta zona cordillerana.

El río Mendoza que bordea todo el trayecto, le aporta al paisaje su tonada clamorosa. En su andar alborotado, acopia los relatos de la nieve y los deposita en la esperanza de los viñedos, acequias urbanas y humedales, allá en el Guanacache.



Me despido con el agradecimiento por la visita al Blog, un fuerte abrazo y el deseo de que la vida, les brinde los mejores senderos para andar.




Otros temas que te quizás te pueden interesar:





La leyenda del Futre. 


HUELLAS CUYANAS

Me gustaría conocer tu opinión:

6 comentarios:

  1. Hola Henry que hermoso lugar. Es muy concurrido o mas bien solitario???Gracias por compartir.
    Un saludo Gabriel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gabriel, gracias por el saludo y la visita al blog.

      Es un lugar solitario, sólo visitado por senderistas. Cuando puedas no dejes de hacerlo por cualquiera de las dos alternativas SUR-NO o NORTE-SUR, no te vas a arrepentir.

      Un abrazo: Enri

      Eliminar
  2. Este es un camino que me debo... gracias por compartir amigo Enri!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Clara, gracias por tu vista.

      Es un lugar muy particular y con algunos atractivos sobresalientes, en especial para quienes amamos la montaña.

      Un abrazo amiga y siempre bienvenida: Enri

      Eliminar
  3. Hola Enry, que belleza el lugar Hay mucha poesía en tus viajes, gracias por compartirlo. Saludos Clara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Clara, gracias por la nueva visita y por el comentario.

      La poesía está en el sendero, yo simplemente la tomo prestada.

      Un abrazo y siempre bienvenida: Enri

      Eliminar

¡Gracias por tu visita!,

Copyright © 2015 Huellas Cuyanas